Nuestra Navidad en el Seminario San José

Se dice que Navidad es un tiempo de compartir, de familia, de alegría, de esperanza; y eso es lo que hemos vivido este año en el Seminario San José de Godella. Desde que se empezaban a acercar las fechas, nos fuimos preparando en todos los sentidos para vivir estos días tan especiales. Y es que podemos decir que Jesús nació una vez mas en cada uno de nosotros, en cada momento compartido, en cada gesto, en cada actividad que hicimos. Como todos los años, hemos hecho las tarjetas de Navidad para el personal que nos cuida, pero también hemos participado en la tarjeta de Navidad que va a todos nuestros hermanos extendidos por el mundo y hemos plasmado en ella lo que significa para nosotros esta fecha tan especial.

Nuestros días han estado llenos de actividades; desde la gimnasia dirigida, hasta la musicoterapia, la semana de la fraternidad; el amigo invisible, la risoterapia, el retiro de Adviento, la comida fraterna con nuestros hermanos de las comunidades cercanas, la celebración de los Santos Inocentes a la manera como se celebra en Valencia, que es donde nos encontramos, y un sinfín de actividades que nos permite estar activos no solo física sino mentalmente y a la vez vivir la fraternidad en nuestra comunidad.

No tenemos tiempo para la soledad, salvo aquellos ratos necesarios en la oración que nos permiten escuchar lo que Dios quiere decirnos y que también nos permiten escucharnos… Pero sí que tenemos mucho tiempo para la fraternidad. Bien nos dice el Papa Francisco acerca de ello: “Respetar y hacer sentir al otro como hermano es la base de toda relación interpersonal y social porque hace justicia, igualando en dignidad incluso antes de la acción”. Somos mayores y tenemos nuestros achaques y discrepancias, pero nos queremos y aceptamos tal cual e intentamos ayudarnos desde nuestras dificultades.

Mª Eugenia Fernández

Compartir