Visita de la Virgen de los Desamparados a Monte Sión

En este año en el que celebramos el centenario de la Coronación Canónica de la Virgen de los Desamparados, acto en el que estuvo presente Luis Amigó (OCLA 2216) en 1923 cuando era obispo de Segorbe, hemos recibido la gracia de tenerla, por primera vez en la historia, en Monte Sión.

Durante este año, propuesto por el arzobispo de Valencia como año misionero, la imagen de la Virgen Peregrina va pasando por todos los pueblos y ciudades y el fin de semana del 14 al 15 de enero la hemos tenido en Torrent, recorriendo nuestras calles y parroquias, siendo venerada y agasajada con miles de detalles de todos los que quisieron acercarse a verla de cerca.

A las 14.30 horas entraba la imagen por las puertas del patio del Colegio, que había sido engalanado para la ocasión, acompañada al son del tabalet y la dolçaina, instrumentos típicos de la región, y por una gran multitud de personas que le acompañaban y cantaban. Tuvimos un pequeño momento para que muchos/as niños/as, jóvenes y familias se acercaran a la imagen para presentarle su oración, tocar su manto y hacerse fotos con ella al tenerla más cerca que nunca.

A las 16h celebramos con todos los/as niños/as y jóvenes de Torrent una Eucaristía en su honor, que fue animada por el coro juvenil de la parroquia y que contó con la participación activa de los/as niños/as y del profesorado, que le clamaron poesías en valenciano. Tras la Eucaristía, la imagen fue transportada a hombros delante de la puerta de la parroquia, donde una de las niñas de Monte Sion le recitó una poesía que emocionó a todos los presentes.

El fin de semana de la visita de la Virgen, que se iniciaba en el cementerio, llevando la imagen por sus callejas, terminaba con una emotiva celebración multitudinaria al pie de la Torre del Castell, donde más de mil personas se reunieron, ataviadas en trajes regionales y de las distintas asociaciones culturales, a darle gracias a la Virgen de los Desamparados por hacerse presente entre nosotros y escuchar nuestras oraciones.

En estos días posteriores a la visita nos viene al recuerdo que el propio Luis Amigó escribió una poesía a la Virgen de los Desamparados que fue publicada en la revista “La millor corona” (OCLA 1813), y que, en parte, repetimos los religiosos en nuestra oración diaria:

“¡Oh Virgen Santísima, Madre de los Desamparados!
Al recibir, Señora, de manos de vuestros hijos valencianos,
y colocar sobre vuestra santísima cabeza la corona
elaborada en oro purísimo de su amor y devoción a Vos,
y enriquecida con las preciosas perlas al pie de vuestro altar;
bendícenos, Señora, y no dejéis de atender a nuestras necesidades.

Pero especialmente os ruego, Madre mía,
por los pobres jóvenes extraviados
para que reconozcan sus errores, se aparten de sus malas compañías
y lleguen a ser hombres útiles a la sociedad y salven sus almas.
No olvidéis, Señora, a vuestro hijo, el más necesitado.”

P. José Vicente Miguel

Compartir