Te acompaño en el sentimiento

 

Esta frase ha cambiado de contexto. Ahora se dice por teléfono o a distancia, no con un abrazo o un gesto de cariño por las medidas de prevención por el coronavirus.

Cuando todo termina lo habitual era recibir el consuelo de los familiares, de esos amigos que, muchas veces, son más que familia. Por ello, ya que ahora no tienen la cercanía corporal, la Iglesia sigue ofreciendo el consuelo espiritual, el de la fe desde lo profundo del corazón humano con el rito de despedida de las exequias. A partir de ahora, y no se sabe por cuánto tiempo, ésta es la forma de despedir a los nuestros.

Desde nuestro Obispado de Teruel y Albarracín nos recomiendan a los sacerdotes “que estemos atentos a quienes nos necesiten, cuidando nuestra salud y siendo conscientes de que podemos ser transmisores”. Como amigoniano “dentro de nuestra misión y bajo la autoridad del obispo, colaboramos con los demás miembros del Pueblo de Dios en la edificación de la Iglesia” (Const. 63a).

20200403Teruel1

En mi caso concreto, a través de la capellanía del cementerio de Teruel, que ha pasado a ser, en la práctica, la única ceremonia religiosa para quienes fallecen en estos momentos de cuarentena. Dar cristiana sepultura ha adquirido un significado desolador. La orden ministerial del Ministerio de Sanidad del 29 de marzo, en la que se prohíben de forma expresa los velatorios, establece que a los entierros -con independencia de la causa de la muerte- sólo pueden asistir tres personas, además de un «ministro del culto».

En Teruel se han registrado 33 personas fallecidas en una semana, cuando lo normal es que suelan morir 50 personas al mes, a lo sumo 90 algún mes especial, como me comenta Nacho, empleado de una funeraria. Algunos se incineran y el crematorio no descansa, sea con los de la ciudad o con los que traen de Zaragoza o hasta de Madrid.

234 escaleras separan nuestra casa del cementerio y del crematorio, puesto que están al lado. Cuando más se realizan son dos o tres responsos diarios de quienes lo solicitan a través de alguna de las cinco funerarias. Sin embargo, las palabras de agradecimiento por sentir el apoyo de encomendarlo a Dios han venido incluso desde Chile, donde se han sentido reconfortados al ver que su familiar tuvo un entierro cristiano.

20200403Teruel2

Cuando el P. Provincial aceptó la solicitud del Sr. Obispo para encargarnos de la atención pastoral del cementerio de Teruel, como comunidad de San Nicolás de Bari, sustituyendo al P. José Narbona, por su traslado al Hogar Saltillo de Portugalete, y al P. Alfonso Ferrer, que en paz descanse, no pensaba que seríamos más necesarios que nunca. Tenemos que seguir dando consuelo en unos momentos tan duros.
En la comunidad ofrecemos por ellos la Eucaristía diaria y nos unimos al “te acompaño en el sentimiento” con esperanza cristiana.

Fr. José María Simón

Más noticias recientes...

La pastoral penitenciaria, en “El ú...
25 Feb 2021

  “La pastoral penitenciaria” ha sido el título de la nueva conferencia del ciclo “El último martes, con l [ ... ]

Miguel Martínez y Carlos Ollo, poes...
23 Feb 2021

  Miguel Martínezse alzó en octubre del año pasado con Premio Internacional de Poesía Jorge Manriquecon s [ ... ]

P. Fidenciano González: Incansable ...
22 Feb 2021

  El pasado sábado 20 de febrero fallecía, a los 86 años de edad, el religioso amigoniano Fidenciano Gonzál [ ... ]

Tres profesores amigonianos, recono...
19 Feb 2021

 
Tres profesores de tres Colegios Amigó han recibido distintos reconocimientos en los últimos meses, dos a nivel  [ ... ]

Construyendo la casa común en misió...
17 Feb 2021

  Cinco miembros de nuestra Provincia Luis Amigó, res laicas y dos religiosos, participaron el sábado 13 de feb [ ... ]

Concienciación ante la esclerosis m...
10 Feb 2021

  El Colegio P. Luis Amigó de Pamplona ha presentado su nuevo royecto de Aprendizaje y Servicio (APyS) con el qu [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1