“Lo amigoniano está en mi identidad más profunda, sólo ha cambiado el contexto”

 

Mons. Bartolomé Buigues, ordenado obispo de Alajuela (Costa Rica) el pasado mes de mayo, ha estado de visita en nuestra Provincia, donde ha aprovechado para presidir sendas Eucaristías de acción de gracias en las Parroquias Nuestra Señora de Monte-Sión, el 16 de septiembre, y Nuestra Madre del Dolor, el día 23. Aprovechamos su estancia aquí para preguntarle cómo ha vivido estos primeros cuatro meses como obispo y cómo ha cambiado su vida con este nombramiento.

¿Cómo han sido estos primeros cuatro meses como obispo?
Han sido meses muy bonitos como pastor de la diócesis de Alajuela. Recibí, como un gran regalo del Señor, este ministerio episcopal, que comporta para mí una mayor responsabilidad, un mayor compromiso. Como un regalo, también, he recibido esta diócesis a la que he sido llamado a servir. En estos cuatro meses he avanzado bastante en conocerla y, por lo tanto, en amarla. He hablado ya personalmente con todos los sacerdotes y he visitado a las distintas vicarías, encontrándome con las fuerzas vivas de cada parroquia integrante en ellas. He asistido a las fiestas patronales, y demás ocasiones en que cada parroquia me ha invitado, y he tratado de hacerme cercano a distintos grupos y acontecimientos importantes. Siento una gran alegría por todos los encuentros realizados.

20181019Bartolome2

¿Cómo te han acogido en la diócesis?
Me siento muy bien acogido en la diócesis por todos aquellos con los que me he relacionado. Los sacerdotes han sido fraternos conmigo y los siento abiertos a caminar desde las orientaciones que vayamos acordando. Los laicos se sienten muy contentos de tener un nuevo obispo y de sentirlo cercano en todas las veces que los visito en las parroquias y encuentros de grupos pastorales. Esto facilita mucho mi labor animadora y me fortalece para ir tomando progresivamente las decisiones que creo necesita la diócesis.

¿Cuál de las felicitaciones que recibiste tras tu nombramiento te hizo más ilusión o te llegó más al corazón?
Todas han sido significativas y reconfortantes para mí. Por supuesto, considero muy especiales las recibidas de mi familia, que me acompañó en la ordenación, y de mi pueblo, que tanto cariño me ha demostrado estos días. No menos especiales han sido las que vienen de mis hermanos religiosas y religiosos amigonianos, de la Familia Amigoniana en general a la que he sentido muy contenta por mi nuevo ministerio. Otro grupo de felicitaciones importantes vienen de mi diócesis, de los obispos eméritos, de los sacerdotes y fuerzas vivas. Me ha confortado, en verdad, sentir la cercanía de todos los que me aprecian, para emprender con decisión mi nueva responsabilidad.

20181019Bartolome7

¿Cómo ha cambiado tu día a día, de vivir en una comunidad amigoniana, a ser obispo de una diócesis como la de Alajuela?
El cambio es notorio, pero podría decir que no lo he sentido tanto. No estoy ahora en una comunidad amigoniana ni sigo su ritmo propio, no estoy en una obra amigoniana cuya misión específica es la educación, no estoy tan cercano a la vida y caminar de la Familia Amigoniana… Pero puedo decir también que sigo viviendo en comunidad con un sacerdote que fue amigoniano, con el que compartí cuando llegué a Costa Rica, y con otro sacerdote diocesano que es servicial y detallista; tengo con estos hermanos un ritmo de oración y actividades comunitarias; mi tarea ahora es la animación de la diócesis en todas sus comunidades parroquiales, no tan lejana a la que tuve como Superior Provincial animando las comunidades de la Provincia Buen Pastor; no he dejado de hacerme cercano al caminar de la Familia Amigoniana y de participar en sus acontecimientos importantes y sigo divulgando en los medios de comunicación todo lo referente a la vida amigoniana.

¿Qué es lo que más echas de menos de la vida comunitaria en la Congregación?
La cercanía de los hermanos con los que he compartido el proyecto de vida al que el Señor nos llamó a vivir en la Congregación. El apoyo que da una comunidad religiosa en cuanto a ritmo fraterno, de oración y formación. Sin embargo, ya he dicho que estoy encontrando y favoreciendo esto mismo en la nueva comunidad en la que vivo y en la nueva situación en la que estoy, manteniendo también relación con mi Congregación y la Familia Amigoniana.

20181019Bartolome4

¿Qué realidad te has encontrado a tu llegada a la diócesis? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido?
Veo una realidad positiva en mi diócesis. Tiene ya un largo recorrido, va a cumplir en el 2021 los cien años de su erección y, por tanto, atesora una historia significativa que la identifica. Tiene una institucionalidad y una organización consolidada. Comunidades parroquiales vivas y corresponsables básicamente. Funcionan las distintas acciones pastorales con sacerdotes responsables y equipos con laicos. Un número adecuado de sacerdotes y de nuevas vocaciones sacerdotales, también de comunidades de vida consagrada y comunidades laicales. Tiene varias instituciones que se preocupan por ayuda a los pobres… En definitiva, lo que queda por hacer es seguir animando toda esta realidad, buscar mejoras en medio de todo lo que ya tenemos, buscar ante todo el designio del Señor sobre nosotros en los signos de los tiempos y caminando con el pueblo de Dios en esta diócesis.

¿Cómo está viviendo la iglesia de Costa Rica la realidad política, social y religiosa que hay actualmente en Nicaragua?
Sentimos a Nicaragua como un país hermano, siempre con mayores dificultades y necesidades que Costa Rica. Antes de esta crisis, se calcula que existían ya alrededor de seiscientos mil nicaragüenses en Costa Rica. No puede ocultarse que tradicionalmente ha habido una cierta discriminación para con los nicaragüenses. Pero, en este momento en que se percibe un deterioro democrático y social en Nicaragua, la sociedad costarricense tiene un sentimiento de compasión para con ese país. Los gobernantes y la Iglesia se han organizado para atender un mayor número de migrantes que huyen de Nicaragua. Hasta ahora, los nicaragüenses que estaban en Costa Rica han ofrecido acogida a sus paisanos que van llegando, pero, si no se resuelve la situación política de Nicaragua, continuará la migración y puede ocasionar dificultades notorias en Costa Rica. Es un reto a la tradición de apertura y hospitalidad que ha ido gestando Costa Rica.

20181019Bartolome8

Ahora que llevas ya cuatro meses como obispo, ¿sigues teniendo los mismos retos que al principio? ¿Cuáles ves más factibles?
Los retos son los mismos, es poco todavía el tiempo que llevo para que cambien. Hasta final de este año el reto mayor está siendo conocer la diócesis, escuchar, dialogar, acompañar y discernir lo que la diócesis necesita. A final de año, quiero tomar las primeras decisiones en cuanto a reorganización de los sacerdotes en las parroquias y comisiones pastorales, reorganización también geográfica de los límites parroquiales y emitir las orientaciones que estime oportunas para el caminar en cuanto a lo pastoral y a lo administrativo. De cara al próximo año, con los organismos diocesanos reorganizados, elaborar e implementar grandes líneas para nuestro caminar como diócesis. Y, en todo esto, apoyar especialmente la pastoral social para ayudar a los pobres, la pastoral familiar, porque siento clave el papel de la familia, y la pastoral juvenil y vocacional con las orientaciones que recibamos del Sínodo de los obispos que va a realizarse con este tema ahora en octubre. Un gran reto es también implementar un programa propio de nuestra misión amigoniana en la diócesis de Alajuela. Estoy en conversación para ello con la Fundación Amigó.

¿Cómo estás transmitiendo el espíritu amigoniano a través de tu nueva labor?
Lo amigoniano está en mi identidad más profunda, no ha cambiado, por tanto, en mi nueva situación, tan sólo el contexto en el que lo vivo. Manifiesto lo que llevo por dentro en mi vida cotidiana, es amigoniana la espiritualidad que me mueve en todo. Sigo viviendo con intensidad los momentos importantes para nuestra Familia, la celebración de nuestros modelos espirituales. Me mantengo cercano a todo lo que se vive en la Familia Amigoniana y me uno a todo aquello que puedo. Qué bueno que mis hermanos me siguen invitando a todo lo que hacen y me llaman para presidir algunas celebraciones como ordenaciones o momentos especiales para ellos. Ahora en España, el mes siguiente estoy invitado a Colombia para clausurar el Año Jubilar Amigoniano e iré allí donde me necesiten dentro de mis posibilidades.

20181019Bartolome6

¿Y cómo se materializa en esta labor tu lema episcopal “Doy mi vida por las ovejas”, el mismo que utilizó nuestro fundador Luis Amigó?
Es el lema que inspira mi vida ya como religioso amigoniano, y ahora, especialmente, como amigoniano obispo, uniéndome a nuestro P. Fundador que compartió también este ministerio episcopal. Trato de entregarme cada vez más en todas las tareas que hago como obispo. Me siento especialmente responsable de cada uno de los fieles de mi diócesis porque el Señor los ha confiado a mi tarea pastoral. Pido al Señor que me ilumine en todo y me haga dócil a su acción por cuanto es Él el único Pastor. Yo tan sólo estoy continuando su pastoreo misericordioso en esta diócesis de Alajuela.

¿Qué suponen para ti estas Eucaristías de Acción de Gracias en las parroquias de Monte Sión y Madre del Dolor, dos comunidades de las que formaste parte durante tus primeros años como religioso en España?
Tenía ganas de celebrar como obispo en mi pueblo, la comunidad cristiana que me vio nacer a la fe y me acompañó los primeros años, y en algunas comunidades amigonianas más representativas en España en las que he vivido mi vocación consagrada. También en Massamagrell, la tierra de nuestro P. Fundador y ahora junto a su sepulcro. Es como un reconocimiento a todo lo que he recibido de ellas en la trayectoria de mi vida y una inspiración para mi nueva labor como obispo por cuanto la realizo en todo desde nuestro Carisma Amigoniano. Por supuesto, ya he realizado esto en Costa Rica donde me encuentro y Dios mediante, como ya he dicho, lo realizaré en Colombia el próximo mes y en todos los países a los que me inviten.

Más noticias recientes...

Perspectivas y desafíos de futuro de la Pedagogía Amigoniana
14 Nov 2018

  El 3er Congreso Internacional de Pedagogía Amigoniana bajo el lema “Perspectivas y desafíos en el siglo XXI [ ... ]

Encuentro de Superiores Locales 2018
02 Nov 2018

  Los días finales del mes de octubre han sido elegidos habitualmente para celebrar la reunión de superiores. Es [ ... ]

Formación en intervención y mediación familiar
30 Oct 2018

  Veintisiete educadores amigonianos de Alicante, Castellón, Valencia y Madrid han participado en la tercera tand [ ... ]

Encuentro de la Familia Amigoniana en Madrid
22 Oct 2018

  Ya por segunda vez, y esto se hará tradición, fuimos convocados por la misión Provincial de Familia Amigoni [ ... ]

“Lo amigoniano está en mi identidad más profunda, sólo ha cambiado el ...
19 Oct 2018

  Mons. Bartolomé Buigues ordenado obispo de Alajuela (Costa Rica) el pasado mes de mayo, ha estado de visita en [ ... ]

XXV Encuentro Nacional de Educadores Amigonianos
16 Oct 2018

  Los días 4 y 25 de noviembre tendrá lugar, en el salón de actos del legio Fundación Caldeirode Madrid, e [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1

Para ofrecer los servicios de la web http://www.amigonianos.org y poder administrar la página, TERCIARIOS CAPUCHINOS PROVINCIA LUIS AMIGÓ utiliza cookies propias y de terceros.
Sólo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web y ver toda la información y servicios. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, coinsulte la política de cookies.