De Olaz Chipi al Colegio Luis Amigó

 

En el imaginario colectivo de los pamploneses que atesoran medio siglo de vida, o algunos años más, se encuentra Olaz Chipi, o “la Chipi” en su forma abreviada. Una suerte de hombre del saco con el que los padres amenazaban a los hijos durante su regañina tras una travesura.

Se referían al Reformatorio Ntra. Sra. del Camino, fundado por los Religiosos Amigonianos en 1923 a iniciativa del Tribunal Tutelar de Menores. Este centro, ubicado en Huarte, era la cuarta escuela de reforma que esta congregación administraba en España, además de otros dos centros de corrección paternal.

2018070650añosAmigo2

Actualmente, los Religiosos Amigonianos regentan en Navarra el Colegio Luis Amigó, que cuenta con 1.632 alumnos y más de un centenar de profesores. Este centro, ubicado en Mutilva e inaugurado hace ahora 50 años, es la continuación del Colegio Seráfico San Antonio, que acogió en sus instalaciones de la Chantrea, entre 1929 y 1968, a muchachos con vocación religiosa e interesados en ingresar en esta congregación.

El reformatorio de Olaz Chipi

El Reformatorio Ntra. Sra. del Camino se encontraba en mitad del campo y, aunque pequeño, tenía traza de casa solariega. Disponía de 35 plazas, y cuentan las crónicas que en sus cinco primeros años habían pasado por este centro 94 muchachos, de los que 33 eran analfabetos.

2018070650añosAmigo3

En el reformatorio, los religiosos ofrecían a estos menores, infractores de la ley, una educación correccional, la enseñanza elemental y el aprendizaje de un oficio. Además, y a pesar de sus reducidas dimensiones, Olaz Chipi llegó a contar con un laboratorio psicotécnico, que ponía en evidencia la importancia que, desde el principio, los Religiosos Amigonianos dieron al aspecto científico en la reeducación de menores.

Esta labor se prolongó hasta 1941, cuando los Amigonianos abandonaron esta casa debido a la escasez de personal religioso para atender adecuadamente otras instituciones confiadas a la congregación, que se había visto diezmada a causa de la persecución religiosa de 1936.

2018070650añosAmigo4

El Colegio San Antonio de la Chantrea

Desde su llegada a tierras navarras en 1923, los Religiosos Amigonianos, en colaboración con algunos párrocos de la zona, especialmente Anacleto Osés, se preocuparon por dar a conocer su propio ser y hacer, y a descubrir a jóvenes que tuviesen interés en seguir este estilo de vida. Los aspirantes fueron ubicados, en los primeros años, en el propio reformatorio de Olaz Chipi, pero pronto vieron la necesidad de contar con un local propio en Navarra, donde acogerlos durante algunos años antes de remitirlos al seminario y noviciado que tenían en la localidad valenciana de Godella.

Así, en mayo de 1929, los Amigonianos compraron a las Oblatas un edificio en el término de Pamplona, en la Chantrea, en las inmediaciones del hoy conocido como Parque del Mundo. El colegio fue bendecido por el propio Luis Amigó el 15 de agosto de ese mismo año, en un acto sencillo que concluyó con unas pastas que llevó la señora Pascuala Roig, quien colaboraba asiduamente con los religiosos.

2018070650añosAmigo5

Ese mismo día, el 15 de agosto de 1929, ingresaron siete alumnos, en un centro que tenía capacidad para 80 internos, provenientes por lo general de la parte norte de España. El Colegio San Antonio se convirtió así en uno de los viveros de la congregación, junto con la mencionada casa de Godella y la de Teruel, que se fundó más adelante, en 1949. Por la Chantrea pasaron así un millar de chavales, que procedían en su gran mayoría de Navarra, el País Vasco, Burgos y Palencia.

El Colegio Luis Amigó

Ante el desarrollo urbanístico de la Chantrea, y en concreto la construcción de las conocidas como agrupaciones de ORVINA a finales de los años 60, los Religiosos Amigonianos permutaron los terrenos del Colegio San Antonio por otros ubicados entre Pamplona y Mutilva, donde se construyó un nuevo colegio para 250 alumnos y 30 religiosos.

2018070650añosAmigo6

Este nuevo centro comenzó su actividad en octubre de 1968 con el nombre de Colegio Luis Amigó. Los inicios fueron difíciles, puesto que el edificio se habitó prematuramente, según relatan las crónicas de la comunidad religiosa. Así, a la desolación de su aspecto exterior, sin arbolado ni vegetación, se sumaban las múltiples deficiencias que fueron apareciendo prontamente como goteras, humedades en suelos y paredes, deficiencias eléctricas y la extrema carencia de agua, que no fue solucionada hasta 1973, cuando se conectaron las tuberías del colegio con la red de aguas de Pamplona.

Durante los primeros años, el alumnado del Colegio Luis Amigó era el mismo que habitaba el antiguo Colegio San Antonio, es decir, seminaristas, si bien pronto sus aulas se abrieron a alumnado externo (curso 1972-1973) y, algunos años después, a chicas (curso 1984-1985). Las instalaciones del colegio también acogieron, en este primer periodo, aulas de la ikastola Paz de Ziganda, y la escuela comarcal del Valle de Aranguren.

2018070650añosAmigo7

A principios de los años 80 el Colegio Luis Amigó contaba con 12 aulas concertadas: una desde 1º a 4º de EGB y dos desde 5º a 8º de EGB, los cursos en los que se incorporaba al centro el alumnado interno. La situación del colegio era crítica dado su bajo número de matrícula de alumnos. Fue entonces, en 1985, cuando la comunidad religiosa optó por “ofertar a los padres algo que otros colegios no oferten, como un trato exquisito a alumnos y familias, diversas actividades extraescolares, etc”.

Esta opción, acompañada de la presión realizada por toda la comunidad educativa el año siguiente para conseguir un mejor concierto educativo, fue el punto de inflexión que marcó el futuro del colegio. Así, en el curso 1987-1988 se incorporaron clases de Educación Preescolar y se doblaron las clases de 1º a 4º de EGB.

2018070650añosAmigo8

Un primer crecimiento que tuvo su continuidad en la década de los 90, con la implantación de la LOGSE, momento en el que el Amigó amplió su oferta educativa, desde los 14 hasta los 16 años. Luego, se incorporó el Bachillerato, en 1998; se completó la oferta del primer ciclo de Educación Infantil, aulas de 1 y 2 años; y se cerró el internado, en junio de 2000.

Fue entonces cuando el Colegio Luis Amigó conoció un progresivo incremento del alumnado, materializado en 2004 y 2007 con la incorporación de la tercera y cuarta línea, respectivamente. Este crecimiento obligó a la habilitación de nuevas aulas, la construcción de un edificio de tres plantas integrado con las instalaciones primitivas del colegio; y la edificación de un nuevo inmueble destinado a la Educación Infantil, así como un nuevo acceso, aparcamientos y otras instalaciones, como los dos campos de hierba artificial.

2018070650añosAmigo9

La Residencia Lagun Etxea

Este repaso por la presencia amigoniana en Navarra quedaría incompleto si no incluye a la Residencia Lagun Etxea, ubicada junto al Colegio Luis Amigó e integrada dentro de su mismo recinto. Se inauguró en 1993, con la finalidad de revivir, de alguna manera, lo que había significado la obra de Olaz Chipi, la primera obra amigoniana en esta tierra.

Lagun Etxea, que contaba con hasta 39 plazas, acogió en un primer momento a menores con problemas, en concreto a chicos y chicas en tratamiento reeducativo-terapéutico con régimen de internado. Además, prestaba servicios de observación y acogida, de libertad vigilada, de reinserción social y de medio abierto.

En 2005 concluyó el último de estos programas, y comenzó un centro de día para atender a alumnos del Colegio Luis Amigó con dificultades familiares o carencias educativas y escolares, que funcionó hasta junio de 2008. Fue entonces cuando sus instalaciones pasaron a acoger a 18 jóvenes pertenecientes a la cantera del Club Atlético Osasuna, que estaban escolarizados en el colegio. Actualmente, y desde 2016, la Residencia Lagun Etxea acoge a un grupo de familias de personas refugiadas, con la colaboración de Cruz Roja.

 

Más noticias recientes...

“Lo que soy, se lo debo también a los jóvenes”
18 Sep 2018

  Este es el título del artículo que aparece en la página web del Obispado de Essen, aquí en Alemania, dando l [ ... ]

Tres nuevos novicios en Benin
17 Sep 2018

  El pasado viernes 14 de septiembre tuvo lugar la entrada al noviciado de tres jóvenes benineses-Jean Baptiste, [ ... ]

Fútbol por una buena causa
14 Sep 2018

  Por octava vez, el Rotary-Club Gelsenkirchen organizó el torneo de fútbol totalmente diferente, también conoc [ ... ]

"Señor, enséñanos a orar"
03 Sep 2018

  ...Y Jesús les dijo: cuando oréis, decid “Padre nuestro...” (Lc.11,2-4). Siguiendo la invitacíón de Jes [ ... ]

Una experiencia diferente
20 Ago 2018

  “Te doy mi ternura, acógela, recíbela en Ti. Te doy mi alegría, acógela, recíbela en Ti”. Con este cant [ ... ]

Campamento de zagales 2018
26 Jul 2018

  Un año más, y con este ya van 27, ha tenido lugar del 15 al 25 de julio el Campamento de Zagales. En esta ocas [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1

Para ofrecer los servicios de la web http://www.amigonianos.org y poder administrar la página, TERCIARIOS CAPUCHINOS PROVINCIA LUIS AMIGÓ utiliza cookies propias y de terceros.
Sólo si nos autoriza a guardar las cookies en su ordenador, le será permitido navegar por la página web y ver toda la información y servicios. Si quiere saber qué son las cookies, cuáles utiliza esta página web y cómo eliminarlas, coinsulte la política de cookies.