"No sería nada de lo que soy ahora sin los amigonianos"

 

Entrevista a José Javier Navarro, uno de los creadores de Liad@s, la primera App en formato juego del mundo que previene la violencia de género en adolescentes

Liad@s es la primera App en formato juego del mundo que previene la violencia de género en adolescentes desde una perspectiva educativa y de entretenimiento. Los investigadores que han creado Liad@s son personal docente e investigador de la Universidad de Valencia, y el director del proyecto es José Javier Navarro Pérez, profesor del Departamento de Trabajo Social, y que fue trabajador social en la Colonia San Vicente y en la Granja Escuela Luis Amigó.

Junto a él, han conformado el equipo de investigación Amparo Oliver, profesora del Departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento; Pedro Morillo, profesor del Departamento de Informática e investigador del Instituto de Robótica IRTIC-UV; y las técnicos de investigación Jessica LLácer y Ángela Carbonell.

Amigoniano convencido, charlamos con José Javier sobre el proceso de creación de esta aplicación, el éxito del proyecto y cómo ha influido la pedagogía amigoniana en su trabajo como investigador.

¿Cómo surge la iniciativa para crear esta App?
La iniciativa surge a raíz del incremento de los índices de violencia de género entre adolescentes. No olvidemos que la universidad pública tiene un compromiso con la sociedad, en la medida en que debe dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía. Paulatinamente, los profesionales del trabajo social, de la educación, etc. nos pedían herramientas para poder implementar con las chicas –sobre todo- que eran víctimas de violencia por cuestiones derivadas de las relaciones sentimentales.

En la aplicación se recoge que su objetivo es favorecer relaciones de pareja saludables, reconduciendo aquellas dinámicas que pudieran generar riegos, comportamientos agresivos y violencia de género. ¿Por qué este objetivo?
Es vital incentivar a los adolescentes para que disfruten saludablemente de sus relaciones de pareja, desmitifiquen los mitos del amor romántico e identifiquen el sexismo tanto benevolente como hostil en sus dinámicas afectivas. Esto les permite desarrollar actitudes positivas en el futuro, una cuestión que además entronca con una correcta socialización.

¿Cómo identificasteis la necesidad de trabajar en este ámbito y de hacerlo mediante una aplicación de móvil?
Como he dicho antes, la adolescencia es un período complejo del desarrollo y los adolescentes son, además, un colectivo altamente vulnerable. Desde esta perspectiva, y unido también a la precocidad de las relaciones de pareja, que cada vez tiene un inicio más prematuro y que actualmente -según el estudio pre diagnóstico que hemos realizado- se sitúan en los 12 años como promedio de inicio.

En estas primeras etapas en que los/as adolescentes empiezan a tener relaciones afectivas, es fundamental acercarse a ellos desde una posición cercana. Aquí los profesionales tienen a su disposición muy pocas herramientas de trabajo, tal vez el carisma y la capacidad de ascendencia sobre ellos. Y en este sentido, y para no alejarnos de ellos, a los adolescentes hay que incentivarles con algo que les sea seductor, y las App y los juegos, lo son.

De hecho, hemos diseñado la primera App en formato juego del mundo que previene la violencia de género en adolescentes, desde una perspectiva educativa y de entretenimiento. No hay mejor fórmula que aprender y ser más competente integrando aprendizajes mediante dinámicas lúdicas. Y esta App permite además jugar con los chavales, compartir dinámicas lúdico-educativas y acercarnos a su mundo interior a través de herramientas cotidianas para ellos, como los son las TIC.

¿Cómo ha influido tu trabajo anterior en centros y programas amigonianos a la hora de participar en este proyecto?
Muchísimo. No sería nada de lo que soy ahora si no hubiera pasado por la Colonia San Vicente, por Villar del Arzobispo ni por otros centros y programas educativos de los amigonianos. No tendría sustento para transformar la realidad si previamente no me hubiese sumergido en las bases filosóficas e ideológicas de la Pedagogía Amigoniana. Porque conocer la realidad desde el lado del que sufre te permite ser más realista y tratar de abordar las problemáticas con más ahínco.

Además, ahora como investigador y docente, considero que es fundamental tener un conocimiento previo de las “trincheras”. Es decir, uno no puede planificar proyectos de éxito si previamente no se ha manchado las manos de barro, ha padecido la dificultad o ha compartido la amargura del que sufre.

La amigonianidad forma parte de mi interpretación de la realidad. De hecho, siempre que puedo, trato de proyectar la huella que dejó el padre Luis Amigó en la educación y en la promoción de chavales con altas fragilidades. A medida que la sociedad avanza y que los valores decrecen, creo que es más necesaria la presencia de los amigonianos en la vida cotidiana. Frailes, como yo digo, de los de verdad, de los que se arremangan para ayudar a quienes están en los márgenes y en el lado de la precariedad. He tenido la suerte de convivir y compartir la tarea educativa con grandes hombres de espíritu. Ese fue mi aprendizaje amigoniano y es lo poco o mucho que trato de aportar en mi trabajo: honestidad, coherencia y compromiso con los más débiles.

20170405EntrevistaApp2

¿Cómo se crea el equipo investigador de Liad@s?
La investigación se crea a partir de las necesidades reales. La violencia de género y el riesgo de los adolescentes de construir relaciones de pareja tóxicas nos animaron a desarrollar la creatividad para intentar ponerle barreras a las prácticas de riesgo. Las necesidades sociales y educativas de los adolescentes son prioritarias en nuestro trabajo cotidiano como docentes e investigadores.

A partir de esta necesidad, dispusimos generar un equipo transversal que permitiese desarrollar nuestra idea lo máximo posible. Contar con distintas áreas de conocimiento se hacía imprescindible porque ello permitía ampliar la mirada y darle mayor profundidad a nuestras intervenciones. Presentamos un proyecto interdisciplinar a una convocatoria competitiva de I+D+i y logramos presupuesto para financiar la idea inicial, cosa que hemos alcanzado en prácticamente 8 meses de intenso trabajo y de múltiples colaboradores que han interactuado con el proyecto para que finalmente viese la luz.

¿Desde qué diferentes ámbitos formativos y de experiencia laboral se ha creado la App?
Desde una perspectiva docente han colaborado las áreas de Trabajo Social, Psicología e Ingeniería. Con una orientación investigadora, además de los anteriores, han participado áreas de Robótica y de Desarrollo Local y Territorial.

No olvidemos que hemos planteado los primeros análisis para establecer diferencias en su uso entre espacios urbanos y rurales, colegios e institutos públicos y concertados y, finalmente, adolescentes, a priori, ajustados socialmente con otros, de especial vulnerabilidad acogidos en centros de acogida para menores. Esto nos va a permitir disponer de una foto fija, un diagnóstico inicial que nos va a ayudar a mejorar la calidad educativa y de los aprendizajes que se posibilitan con la App.

¿Cómo ha sido la puesta en marcha del proyecto?
La puesta en marcha ha sido compleja, porque como decía abarca distintas áreas: investigación, intervención y evaluación. Actualmente, hemos cumplido la primera y segunda etapa. Hemos hecho una foto fija de las actitudes y percepciones de los adolescentes frente al sexismo y los ideales del amor romántico para posteriormente diseñar la App y ponerla en el mercado como herramienta socioeducativa. Actualmente, estamos en fase de validación de resultados y de jugabilidad, y esperamos que los efectos que a priori generaban indicios de efectividad y calidad, puedan cristalizar conforme a lo previsto.

¿Tenéis cifras sobre número de descargas, usuarios, etc. o incluso algún tipo de feedback de adolescentes, padres, educadores, que hayan utilizado la aplicación?
Sí, estamos muy, muy contentos. Tal vez la realidad ha superado las expectativas iniciales. Los usuarios que han descargado la aplicación superan los 5.000, una cifra nada desdeñable para llevar tan solo diez días activa. Además, se descarga gratuitamente y cuenta con todos los requisitos legales para la protección de datos y la navegación segura, tanto en menores de edad como en adultos. Por esta razón, aquellos menores de 14 años que deseen descargar la App deben enviarnos un mail para darles de alta desde la plataforma y que puedan acceder a su contenido.

Es muy importante que concienciemos sobre la navegación segura en la red. De hecho, este aspecto ha ralentizado su lanzamiento público, porque no queríamos presentarla sin el cumplimiento de todos los parámetros legales para su uso por parte de los menores de 14 años, tal como establece la directiva europea de protección de datos y las normas estatales de rango superior.

Los usuarios que la han descargado en sus dispositivos la puntúan con 4.9 sobre 5 puntos. Esto es visible en cualquiera de las dos plataformas de descarga (Android e IOS) y, por lo tanto, no podemos estar más satisfechos. Además, es una herramienta que se puede utilizar en familia. Es decir, pueden jugar todos los miembros y visualizarse en el ranking que dispone la propia App. A medida que se van consolidando los puntos, mejora el ranking de los jugadores.

Asimismo, estamos satisfechos de cómo los medios de comunicación –en general- han abordado los primeros resultados y han dado difusión de la App, porque han explicado el juego, sus beneficios y han evitado el sensacionalismo que muchas ocasiones representan los datos.

También es un instrumento que se puede utilizar en los centros educativos, y mucho más con los coordinadores de igualdad que se han creado en distintos centros de secundaria. Pero también se puede utilizar en primaria, porque no nos olvidemos que es preventiva. El pre diagnóstico nos ha indicado una cuestión a considerar, y es que cada vez los adolescentes inician antes sus relaciones de pareja. El promedio de nuestro estudio está en los 12 años, por esto digo que es una herramienta para ser utilizada preventivamente desde 5º y 6º de primaria, porque empodera a los adolescentes y les ayuda a identificar comportamientos posesivos, controladores, connotaciones negativas como los celos, desconfianzas u otras actitudes que afectan a las relaciones, y que son antesala de la violencia de género.

Es importante poner el foco de atención en la prevención y en ayudar a los adolescentes a detectar situaciones de riesgo. Esto es para lo que hemos trabajado.

Más noticias recientes...

¡Dios sigue hablando!
19 Sep 2017

  El 15 de septiembre de 2017 era el gran día de ray David Fuentes Malagón,para los amigos de las redes social [ ... ]

La inteligencia espiritual en los colegios amigonianos
08 Sep 2017

  Los Colegios Amigonianos han programado un ciclo de conferencias sobre “La inteligencia espiritual”. Durante [ ... ]

Unidos a Dios en la diversidad
04 Sep 2017

  ¿Quién ha medido más de 5.000 kilómetros, o mensurado a palmos las estrellas de Europa?
én ha pesado [ ... ]

“…Y los llevó a un monte alto a solas”
31 Ago 2017

  Del 20 al 26 de agosto un grupo de religiosos nos dimos cita en la población de Benagalbón (Málaga) en la cas [ ... ]

Descansa en paz, P. Ángel Soriano
24 Ago 2017

  Hoy, 24 de agosto, ha sido llamado a la Casa del Padre, nuestro querido hermano P. Ángel Soriano Barrera,a la  [ ... ]

Sintiendo y gustando Manresa en El Escorial
22 Ago 2017

  No era la primera vez que participaba en unos ejercicios espirituales, ni que pasaba algún tiempo en silencio.  [ ... ]

Más noticias...

125

FundacionAmigo

logo amigonianos

PPIACE

UA-21863495-1